Cómo trasladar el espíritu de la Superbowl a nuestro evento

superbowl

El pasado 5 de febrero se celebró en Houston (Texas) el evento televisado que mayor audiencia acapara año tras año alrededor del mundo: la final de la NLF, también llamada Superbowl y que cada año congrega a más de 100.000.000 de espectadores (este año concretamente 111,3 millones), en su mayoría estadounidenses pero también de otras partes del mundo, con cada vez mayor incidencia en Europa sobre todo.

Pero uno de los atractivos que mayor interés despierta más allá de los aficionados al fútbol americano en particular, y al deporte en general, es su intermedio: momento en el que los organizadores aprovechan para lanzar a un escenario improvisado en mitad de la cancha a la superestrella musical de turno, labor que este año ha recaído en la polifacética Lady Gaga.

Los ingredientes para tal nivel de atracción son varios y no siempre tienen de protagonista las cualidades vocales del cantante o la cantante de turno, concentrados en 15 minutos en el que el despliegue de medios técnicos ensombrece la causa deportiva para poner el foco en un espectáculo inimitable que incluso supera en audiencia al propio evento (este año el intermedio alcanzó los 117,5 millones de espectadores). ¿Cómo podría trasladar esa espectacularidad a un evento de menores dimensiones?

superbowl

Imagen: heavy.com

Elementos para recrear un espectáculo de impresión

Recrear los medios de la Superbowl sería algo imposible e incoherente para eventos empresariales, ferias, presentaciones en directo, etc. No solo porque el presupuesto con el que han contado este año (y que les ha supuesto un record de inversión) ha rozado los 12 millones de dólares, sino porque se perdería la esencia del mensaje por el cual se realiza, captando toda la atención un espectáculo del que puede verse desvinculada nuestra marca en la memoria del espectador.

Por ello, para nuestra “imitación”, no debemos pretender recrearla, sino adoptar sus claves de éxito y trasladarla a nuestro evento, sea más humilde, con cierto peso o ligado incluso sólo al ámbito de nuestra empresa.

¿Y cuáles son estas claves? Ligar el mensaje al uso de la tecnología y elementos que llamen la atención del espectador, cosa que se consigue igual mediante pirotécnica que mediante el alquiler de pantallas LED con el que se realicen juegos y presentaciones audiovisuales.

Claves para captar la atención del espectador

Olvidémonos de un cantante de alto presupuesto, olvidémonos del uso de fuegos artificiales o cañones de confeti: centrémonos en aquello que simplemente haga girar la cabeza del espectador hacia el lugar desde donde lanzamos nuestro mensaje.

Al momento de la presentación de Lady Gaga, pocos fueron los espectadores que a pesar de tratarse de un intermedio, aprovecharon para tomarse un descanso y apartar la mirada del centro del estadio tal como ocurre con otros espectáculos. Quisieras o no tomarte ese descanso, era imposible no darse cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Lo mismo debe ocurrir con nuestro evento en cuanto nuestro posible cliente, espectador, socio, etc. entre en el recinto pero adaptado a los medios y al entorno. Que haya algún estímulo que le llame la atención y le haga captar nuestro mensaje y retenerlo.

Para ello, el componente de la innovación también es importante: nadie se acuerda de los intermedios de la Superbowl antes de que Michael Jackson hiciera su presentación en 1993 porque con anterioridad los encargados eran bandas y orquestas municipales, algo que nada tenía que ver con el concepto de innovación, e incluso hoy día intentan superarse año tras año para no perder ese componente de evento de interés mundial.

Trasladado a nuestras posibilidades, no hace falta que cubramos el cielo con cientos de drones tal como han hecho este año desde Texas, pero sí que acudamos a técnicas novedosas como la realidad aumentada o incluso la realización de un mapping.

La clave está en el recuerdo: en realizar un estímulo potente para que tras la celebración, se siga comentando y lo interiorice el espectador para que la inversión en el evento, al igual que como ha ocurrido con los 12 millones del presupuesto del intermedio de la Superbowl, se amortice.

¿Quién recuerda el anuncio de la marquesina del autobús que ha esperado esta mañana? Pocos… en cambio, ¿quiénes recuerdan el último mapping proyectado sobre una emblemática fachada? Seguramente muchos más, los suficientes como para hacer más rentable esto último ante otras opciones menos espectaculares.

Be the first to comment on "Cómo trasladar el espíritu de la Superbowl a nuestro evento"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*